Aceite Esencial Lavanda

Categoría:

Fresco, limpio y delicado, con un aroma herbáceo floral que elimina la ansiedad y calma la depresión. Es uno de los aceites esenciales más conocidos y más utilizados por sus propiedades comprobadas y efectivas. Todo el mundo tolera bien el aceite esencial de Lavanda: desde bebés y niños hasta adultos, por lo que se considera que un aceite esencial indispensable en todo botiquín de Aromaterapia. Principalmente tiene propiedades analgésicas, calmantes y cicatrizantes, sin olvidar sus importantes propiedades antimicrobianas y antisépticas. Además, ayuda a regular el sistema nervioso, es relajante y es muy bueno para conciliar el sueño.

PROPIEDADES PRINCIPALES:

CALMANTE, SEDANTE: es muy bueno para controlar el estrés y mejorar la calidad del sueño. También se utiliza para mantener la atención y concentración.

ANALGÉSICO: es un potente analgésico contra los dolores más comunes.

ANTIESPASMÓDICO, RELAJANTE MUSCULAR: es recomendado para tratar dolores estomacales o cólicos menstruales. Se usa también para controlar los espasmos musculares.

CICATRIZANTE: es un potente cicatrizante de todas las heridas en la piel.

VASODILATADOR, HIPOTENSIVO Y TÓNICO CARDÍACO: reduce considerablemente problemas vasculares, sobre todo la bradicardia (ritmo cardíaco lento) y favorece el correcto funcionamiento del corazón.

ANTI INFECCIOSO, ANTIFÚNGICO:

Tiene propiedades contra los hongos e impide su desarrollo.

ANTIPARASITARIO: previene infecciones vaginales por parásitos e impide la proliferación de los piojos y garrapatas.

CARMINATIVO: facilita la evacuación de gases y reduce los espasmos intestinales.

SE UTILIZA PARA COMBATIR: insomnio, ansiedad, tensión nerviosa, estrés, migraña, quemaduras, acné, heridas y dolores musculares.

VER PRECAUCIONES Y USOS GENERALES

SE MEZCLA BIEN CON: geranio, clavo, mandarina, naranja, limón, menta y palo santo.

PRECAUCIONES GENERALES:

  • No aplicar directamente sobre la piel, se debe diluir previamente.
    Mantener fuera del alcance de los niños.
  • Evitar el contacto directo con los ojos. En caso de contacto accidental, lavar el área afectada con abundante agua fría durante aproximadamente 3 minutos.
  • En personas con alergias, de piel sensible o delicada, realizar una prueba de tolerancia aplicando UNA gota sin diluir sobre el pliegue del codo
    y observar cualquier reacción en el lapso de 2 horas.
  • Algunos de los aceites esenciales de cítricos son fototóxicos, por
    Por lo tanto, después de su aplicación tópica no debes exponerte a la luz directa del sol por doce horas.
  • En caso de asma o epilepsia consultar a un médico antes de su uso.
    con precaución y en concentraciones no mayores al 1%. Se debe considerar que existen algunos aceites esenciales contraindicados durante todo el periodo, por lo que se recomienda consultar con un profesional especializado en Aromaterapia.
  • Conservar en un lugar fresco y oscuro.
  • Una vez abierto, usar dentro de un año.
  • En Aromaterapia no se recomienda la administración oral, rectal o vaginal de los aceites esenciales. En caso de embarazo, evitar el uso de aceites esenciales en los tres primeros meses.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Aceite Esencial Lavanda”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.